Para tu bienestar

Es vital que nos cuidemos, si no estamos bien tampoco podremos cuidar a nuestros seres queridos. En este espacio encontrarás consejos para que no decaiga tu motivación, tu deseo de cambio y mejora. También para el cuidado de tu bienestar emocional, encontrarás artículos que te ayudarán a canalizar la ansiedad, los pensamientos destructivos y malos hábitos entre otros.

Cabe destacar que no creemos en los consejos universales; pueden ser útiles en muchas ocasiones, pero completamente ineficaces en otras.

Si crees que esta información no te resulta útil, o si estas preocupado por tu caso en particular, te animamos a contactar con nosotros. También a conocer cómo trabajamos en nuestra práctica profesional.

Psicología para músicos, los deportistas de los pequeños músculos

Hace unos meses leía en este mismo espacio un interesante artículo acerca de la Psicología del Deporte; una rama de la psicología que siguiendo la definición de la American Psychological Association (APA) «se centra en identificar y aplicar los principios psicológicos que facilitan el rendimiento deportivo máximo, mejora la participación de personas en las actividades físicas y ayuda a los atletas a conseguir un rendimiento humano óptimo».
Presión, rendimiento, ansiedad, estrés, alta auto exigencia, bloqueo… todos estos conceptos son algunos de los estados cognitivos y emocionales en los que un deportista puede encontrarse. Pero también un músico, ya sea estudiante o profesional, a lo largo de su carrera debe afrontar muchas situaciones generadoras de dichos estados y… ¿qué ocurre con la psicología para músicos en nuestro país?

No espero nada de ti

“Tampoco espero nada de nadie y, de la misma forma, no acostumbro a pedir nada. Para mí es la mejor manera de evitar desilusiones. ¿Es esto bueno? ¿El secreto de la felicidad pudiera ser evitar desilusiones y tener bajas expectativas? La lógica del asunto iría más o menos así: si no tenemos grandes expectativas, si no esperamos encontrar el amor y tener éxito, entonces no vamos a decepcionarnos si estas cosas no suceden. Y si evitamos desilusiones cuando no nos suceden cosas buenas, estaremos gratamente sorprendidos cuando sucedan. Entonces seremos felices.

El trabajo de buscar trabajo

El trabajo es uno de los pilares del ser humano. Le dedicamos más de una décima parte de nuestras vidas. De hecho, el trabajo estaría situado en el segundo escalafón de las necesidades de la pirámide de Maslow; una jerarquía realizada por Abraham Maslow en 1943 en la que se ordenan y priorizan las necesidades humanas, cuyo último escalafón está ocupado por la autorrealización. Siendo una parte tan importante de nuestras vidas, es de recibo destacar la importancia que tiene la búsqueda de empleo, qué nos podemos encontrar, cómo nos vamos a sentir y qué podemos hacer para que los periodos de inactividad sean lo más cortos posible (siempre que así lo deseemos).

Inteligencia Emocional y felicidad en una sociedad compleja

A lo largo de la historia siempre ha habido sucesos complejos, guerras de poderes y enfrentamientos entre sociedades. Sin embargo, la complejidad actual requiere de muchos más talentos para que podamos mantenernos estables. En esta ocasión, te presentamos la importancia de la Inteligencia Emocional (EQ) como predictor de felicidad. ¿Quieres ver cómo puede ayudar el optimismo a sobrellevar situaciones complejas? ¿Saber cómo regular la información emocional de forma efectiva? ¿Entender cómo la Inteligencia Emocional nos protege del estrés? Te lo presentamos a continuación.
Más allá de nuestros recursos cognitivos (IQ), que han facilitado nuestro desarrollo hasta el momento y que determinan nuestra capacidad de procesar la información que nos rodea, el factor de la Inteligencia Emocional (EQ) coge fuerza para ayudarnos a incorporar estrategias de afrontamiento, regular las emociones y ajustarlas a las situaciones, ofreciéndonos una sensación subjetiva de control, dominio o incluso felicidad.

¿Manías o TOC?

¿Cuántas veces hemos escuchado que una persona tiene TOC por el simple hecho de repetir varias veces una misma conducta? ¿Podríamos hablar de manías en vez de TOC? ¿En qué se diferencian las manías de las obsesiones?

Antes de ver las diferencias entre una simple manía o una obsesión, pasaremos a definir qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) y cuáles son sus síntomas más claros. Primero de todo, hay que romper el mito de que la persona que padece TOC tiene comportamientos repetitivos a causa de unas simples manías. El TOC es mucho más que eso, es un trastorno mental que afecta a un 3% de la población y que se caracteriza principalmente por obsesiones. Estas obsesiones vienen en forma de pensamientos, imágenes o impulsos recurrentes intrusivos que llegan a interferir en la vida de la persona, convirtiéndose en el eje principal de su vida y limitándola.

Emociones Millennials

Nos encontramos en la era del materialismo y de la inmediatez, expuestos a un número desmesurado de estímulos visuales cada vez que desbloqueamos el teléfono móvil. Pasamos horas conectados a redes sociales como Instagram o TikTok, que se han convertido a su vez en un tremendo escaparate; una potentísima herramienta de publicidad y marketing. Sin estigmatizar el uso de las Redes Sociales, hablaremos de los riesgos a tener en cuenta; como la problemática que aparece, sobre todo entre jóvenes, cuando buena parte de la autoestima depende de la cantidad de refuerzos positivos que se reciban, de los seguidores o del número de visualizaciones que han tenido.

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.