Para tu bienestar y el de los tuyos

En este espacio encontrarás interesantes artículos que pueden ayudarte a ti y a tu familia. Consejos sobre comunicación o la resolución de problemas son buenos ejemplos de lo que puedes aprender y mejorar.

Cada familia es única y especial es su forma imperfecta de ser

Cabe destacar que no creemos en los consejos universales; pueden ser útiles en muchas ocasiones, pero completamente ineficaces en otras.

Si crees que esta información no te resulta útil, o si estas preocupado por tu caso en particular, te animamos a contactar con nosotros. También a conocer cómo trabajamos en nuestra práctica profesional.

Contando emociones

¿Has sentido alguna vez que cuesta que fluyan las palabras? Que es difícil encontrar las palabras que definan tus emociones, que den respuesta a la simple pregunta de cómo estás. No es tarea fácil, incluso para los adultos. Por eso hoy os traemos esta increíble actividad.

Estilos de crianza

Las diferentes formas de educar a nuestros hijos marca en gran medida cómo serán de mayores. Conocemos los efectos en la conducta y las emociones de los más peques según el estilo educativo de los cuidadores.

Los 3 Grandes Estilos de Comunicación

Frecuentemente se habla de tres grandes y distintivos estilos comunicativos en las relaciones sociales. Se clasifican en estilo agresivo, asertivo y pasivo. Cuando una persona habla desde un estilo agresivo,

¿De dónde sacar la motivación?

Hay diferencias importantes si esta energía viene de dentro o de fuera. Cuándo el hecho de hacerlo implica una recompensa pueden aparecer efectos inversos. De eso nos habla la paradoja del incentivo.

Hablar de forma asertiva

9 Recomendaciones para hablar de esos temas delicados o problemáticos que tanto cuestan. Evita entrar en bucle y tocar mil veces el asunto sin terminar resolviéndolo.

El trauma y su relación con el apego

Los acontecimientos potencialmente traumáticos tienen una prevalencia mucho mayor en todas las sociedades de lo que podría esperarse.La forma de dar respuesta a esta situación en gran parte será determinada por el tipo de vínculo que se estableció en la niñez con los cuidadores principales